BLOGGER TEMPLATES AND TWITTER BACKGROUNDS »

martes, 27 de octubre de 2009

El delfín y yo.....para mi no había nada más..




Hace ya algún tiempo, escribí esta entrada en mi antiguo blog...anoche soñe de nuevo con este hermoso recuerdo...y esta mañana no he podido retirarlo de mi pensamiento....tal vez mi alma...mi corazón...mi mente...me pide volver a verlos....hoy he hablado con un buen amigo....espero que consiga darme esa gran alegría....mientras...os entrego lo que sentí ese bello día...para mi....es como desnudarme...para vosotr@s..os quiero.



La luz del amanecer me despertó acariciando mi rostro, de un salto abandoné mi cama...era un día especial... Preparé la maleta, el equipo..estaba todo, ya solo quedaba por delante el largo trayecto hasta mi destino...conduciría cerca de hora y media..pero me daba igual...lo que me esperaba merecía eso y más. Salgo de mi casa y recojo a mis compañeros..durante el camino hacia el acantilado de Los Gigantes (sur de Tenerife), mi mente volaba...estaba excitada y al mismo tiempo un poco nerviosa...repasaba una y otra vez todo lo que me habían comentado la tarde anterior, precauciones, consejos, plan de buceo...en fin...casi ni prestaba atención..sólo me importaba lo que iba a ver.

Llegamos..por fin...dios...estaba deseando aparcar y montarme en la embarcación. Primera prueba..jeje..teníamos que hacernos pasar por biólogos marinos para que nos dejasen entrar en el muelle y poder estacionar el coche...fue divertido... Ya estábamos dentro, nos bajamos y recogimos las maletas con los equipos..a los pocos minutos apareció la embarcación y nuestro amigo en ella. Nos subimos y salimos del muelle en dirección a los viveros...mientras, yo no paraba de mirar el mar..el acantilado..no pude evitar el acostarme boca a bajo en uno de los laterales, justo en el borde y dejar que mi mano acariciase el agua, sentí su frescura..

Nos acercamos lentamente a uno de los viveros y amarramos la chalana..el mar estaba estupendo..como un plato...genial. Comenzamos a prepararnos, nuestro amigo ya había cargado las botellas...sólo nos íbamos a sumergir él y yo, mis otros dos compañeros harían snorkell, puesto que no tenían titulación... Una vez preparado todo, comencé mi ritual (ya lo conocéis), nadé un rato, miré el fondo y le pregunté al mar..como siempre...le pedí que hoy me dejase entrar..por favor...lo necesitaba... El instructor me silbó y me indicó que ya era el momento..salí del agua y me puse el resto del equipo...y comenzamos...
Poco a poco desinflaba mi jacket.. descendíamos por la cuerda del ancla...el color del mar...era de un azul claro...a mi derecha veía el vivero...su forma de cono parecía un tornado..lleno de doradas...y llegamos al fondo.

21 metros marcaba el ordenador de buceo...levanté de nuevo la vista...dios...era increíble...precioso...angelotes, chuchos, pulpos...por todos lados...fondo arenoso...con pequeñas rocas..otras un poco más grandes...estaba embobada...en mi amado mundo...y como una leve brisa costera llegó a mi un sonido familiar.....suave...que se acercaba cada vez más...me giré...y divisé una silueta inconfundible...que poco a poco se acercaba..y apareció ante mis ojos...era preciosa...enorme...y junto a ella su hijo...pequeño....inexperto...no se separaba de su madre....mi corazón jamás experimentó tanta emoción..tanto amor..y felicidad...delfines...alargué la mano..quería tocarlos...pero mi compañero me la agarró...lo sé...no podía intentar nada..con ella no...protegía a su hijo...giraba a nuestro alrededor de manera que el pequeño estuviese siempre oculto..nos observaba...saqué lentamente una dorada que ocultaba en el chaleco y la solté..muy despacio...la mamá giró en mi dirección y la cogió...ahora estábamos quietos, nos tocaba observarla..maravillosa..

El instructor me volvió a hacer señas..debíamos empezar a subir...pero yo no quería...como siempre...deseaba estar con ella...se acercó a mi y me volvió a hacer señas, esta vez cogiéndome por el brazo...vale...que ya voy... Subíamos despacio...yo no dejaba de mirarles...y sucedió..así sin más....se acercó..sus movimientos eran suaves...tranquilos...se colocó justo a mi lado y lo vi...lo sentí...sus ojos...estaban puestos en mi...me quedé quieta...agarrada a la cuerda...mi compañero también..o eso creo..yo solo la miraba a ella...emitió un sonido..conocido por mi..pero que ahora sonaba distinto...era real...y lo notaba mi piel...y me atreví de nuevo, esta vez sí..lo intuía....la toqué..el morro...el lomo...ella seguía observando mis movimientos...luego...suavemente..comenzó a separarse..irse...emitiendo sonidos cortos...otros algo más largos...yo me separaba también de la cuerda...y volví a la realidad..justo cuando el instructor me volvía a agarrar por la botella...yo no quería subir...ahora menos...no quería salir...se alejaba...y yo quería hacerlo también...a su lado....seguimos subiendo...casi a rrastras...paramos de nuevo a los 3 metros...sabía que debíamos quedarnos un minuto..pero fueron cinco....él sabía que lo necesitaba...ya no veia su silueta...ya no estaba alli...se fué...y un trozo de mi alma con ella...al salir nos desprendimos del chaleco y los cogieron mis otros compañeros... nos sentamos en el borde del vivero y comencé a llorar...lloraba con fuerzas...como una niña...como jamás había llorado antes...él me abrazó...pero yo quería abrazarla a ella...pasaron unos minutos...y emprendimos el regreso....a mitad de camino...antes de llegar al muelle..le pedí un favor...que me dejara darme un último baño...él me miró y asintió...me quité el traje y me tiré al agua...ellos siguieron dando un rodeo, dejaría a los otros y me volvería a buscar... y me quedé sola...volví a llorar..pero ahora estaba en paz...tranquila...sonriendo...me sumergía, buceaba a pulmón...volvía a salir a respirar...era genial...era otra...renovada...libre...felíz...le dí las gracias al mar por haberme permitido estar allí...al mismo tiempo que en mi mente le hacía una promesa...nunca me separaría de ella.

Ese día no llevamos cámaras...ni fotos...ni videos....nada que pudiese enseñar en un futuro a mis hijos/as...pero me llevo algo mejor...un recuerdo eterno...imposible de romper, de estropearse...o perderse con el tiempo...lo que aquel día sentí...lo que escuché...lo que vi...lo que pude vivir...lo tengo en mi corazón en mi cabeza..en mi alma...que igualmente transmitiré...como ahora estoy haciendo con todos vosotr@s...

Yo ya había tenido anteriormente la oportunidad de estar en contacto con delfines en mi época de socorrista en un parque acuático....pero no era lo mismo...un delfín debe ser libre...porque un delfín libre...sólo se acerca a tí si lo desea...porque quiere...porque ese vínculo entre el delfín y el humano es mucho más antiguo que tu...y que yo...que nuestros padres o abuelos....ese vínculo que desean volver a poseer...a tener confianza...depende de nosotr@s...de tod@s...que no se pierda...

Por mi parte....algún día volveré a ver a aquella madre..aquel hijo...y tal vez...ese día si me pueda ir con ellos...

12 comentarios:

Mery dijo...

ufffffff, que relato mas precioso Eva, perecia como si estuviera alli contigo obsevando todo, la sensacion de esa profundidad, el contacto, si es que se nota que lo vives, que lo sientes dentro de ti, hermosa experiencia, veras que algun dia tendras la ocasion de volver, son momentos que jamas se olvidan, un beso de martes sirenita.

eva pardellas dijo...

gracias hermanita!!!...necesitaba expresarlo tal y como lo sentía...es muy bonito podder transmitirlo..y sobretodo que por un momento sientas lo mismo...me encanta que me llames sirenita...jajaja...mil besos a ti también mi amor!!!

delfin en libertad dijo...

Gracias por tus bellas palabras en mi blog. Me encanta tu relato, fresco, sincero, divino. Te cuento que yo tuve una experiencia tambien con delfines que son mi debilidad. Aquí en mi país hay un lugar que se llama Bahía Ballena en donde llegan ballenas y delfines. Me decidí y me fuí por unos días. Tuve la oprtunidad maravillosa de que una ballena con su hijito se acercó y escuchamos su respiración, luego muchos delfines rodearon la lancha, hacían volteretas, me llenaron de ternura y libertad de espíritu, una belleza que no cambio por nada. Amo a éstos animalitos, tan serenos, inteligentes y hermosos. Sé que volveré pronto a verlos. Un enorme placer leerte, feliz de encontrarte. Un abrazo enorme

eva pardellas dijo...

hola delfín en libertad...ya solo tu nombre me gusta mucho!!!!...el placer es mio...es bonito comprobar que hay gente con la que se puede compartir las mismas pasiones...espero que pronto podamos volver a verlos...porque como bien has dicho, es una experiencia irrepetible...y un hermoso recuerdo para la eternidad...mil besos cielo!!!

Uruguayita dijo...

Mi querida hermana...Princesa del mar...que maravilla de entrada, la viví contigo momento a momento. Seguro q cuando nos reunamos todos los hermanos en Las Islas me llevarás...Un beso, Te quiero. Uruguayita.

Neogeminis dijo...

Qué hermosa entrada!...qué bien nos transmites ese cúmulo de emociones que sentiste en esa oportunidad!...además, te envidio por esa conexión con el marque quizás pocos tengan. En mi caso, sólo se da desde lejos, desde la orilla! jejjeje...ni siquiera sé nadar!...imagino que es muchísimo lo que me pierdo, pero no es lo mío. Eso sí, disfruto de los documentales marinos! jaajajajaja...hablando en serio, creo que es maravilloso que se logre sentir esa sensación tan íntima con algún animal, y los delfines tienen un halo místico que los hace más atractivos, además, son muy inteligentes y sensitivos.

Muy buen post!...me encantó leerte.

Abrazos!

...mar azul de Málaga...por Jose dijo...

EVA EVA EVA!!! Que relato mas... acorde a ti!!! eres maravillosa con el mundo que amas...

he querido pasar a saludarte para agradecer las continuas aportaciones que haces en marazul malaga con tus queridos comentarios... te lo agradezco...
Si te pasas hoy por mi sitio que es el tuyo... verás a un amiguito tuyo muy cariñoso y yo al verlo quise acordarme de ti y de mi amigo Chris de Mundo animal al que también invitaré...

te deseo que pases un dia lleno de serenidad, de paz y de felicidad...

Cornelivs dijo...

Imposible leerte hoy, querida Eva, no tengo tiempo para nada...! Solo me paso para dejarte UN BESO...!

eva pardellas dijo...

mi querida hermana: por supuesto que si....haré todo lo posible por que así sea...ganas tengo ya de reunirnos todos...mil besos y cuídate mucho...espero que estés mejor..tqm!!!

mi guapa neo: tus palabras me emocionan...yo sí te envidio a ti (sanamente)por tu manera de escribir...por tus relatos que tanto nos cautivan...eres maravillosa...y para mi ha sido todo un honor conocerte...mil besos reina!!!

mi querido Jose: mil gracias por tu comentario y por el post que has escrito...para mi es muy bonito..y muy gratificante saber que hay personas con las cuales compartir mis pasiones y mi amor por el mar y los seres que habitan en el...sobretodo por los delfines....no me des las gracias por mis comentarios..pues los dejo en tu pequeño espacio con todo el cariño, admiración y respeto por tan bello trabajo...es un placer para mi haber tenido la oportunidad de conocerte...mil besos!!!

mi querido Cornelivs....ya sólo el hecho de haber tenido el detalle de pasar y dejarme un reconfortante BESO...es más que suficiente...pues lo recojo con mi alma y lo guardo en mi corazón...mil gracias y otro GRAN BESO para ti!!!

Arwen dijo...

La verdad que me has emocionado al leerte que experiencia mas bella y es unica como tu cielo...me lo has transmitido ese amor por los delfines, la verdad es que es un animal precioso y muy noble, espero alguna vez poder nadar con ellos...besitos y gracias por compartir esta maravilla...

Mariluz dijo...

¡ay, mi niña! que dulce experiencia... tan bien contada que hasta mí ha llehado vuestras voces -tú hablándole al mar y la delfín contándole a su bebé que Eva es una amiga y no debe tenerte miedo.
Besos preciosa

...mar azul de Málaga...por Jose dijo...

eva, para cuando tu prox.entrada?
mientras te mando un cálido abrazo de mar!!!
te deseo un dia lleno de colores y de felicidad